• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português

Señales negativas y desalentadoras

Opinión
25/01/2019
-A +A

En Guatemala, nos llaman a votar cada cuatro años, pero son las élites quienes eligen y deciden quien gobierna. 2019, es un año político electoral en Guatemala y a partir de la convocatoria a elecciones generales hecha por el Tribunal Supremo Electoral TSE el pasado 18 de enero, se dio el banderazo de salida a la carrera electoral para que la clase política y los partidos inicien la campaña proselitista buscando captar simpatías y ganar votos a favor de cada propuesta partidaria.

 

Se ha dicho con sustento, que las elecciones son insuficientes para consolidar la democracia, que no basta con votar, que los ciudadanos quieren poder elegir mediante el sufragio libre, secreto e informado.

 

Pero, preocupa como sucede siempre cuando se convoca a los procesos electorales, que empiezan a surgir las campañas sucias con informaciones falsas, amenazas e intimidaciones que intentan confundir a la opinión pública, desacreditar a personajes y ciudadanos e intimidar a la gente. Eso sucede ahora mismo, las élites y sus siervos, actuando en el anonimato como los grupos oscuros del pasado, circulan una lista de ciudadanos guatemaltecos, acompañada de fotografías y un texto con amenazas a la vida, integridad y libertad personal. Figuramos en ese listado, mujeres, hombres, profesionales, académicos, abogados, políticos, estudiantes, empresarios de la comunicación, periodistas, defensores de Derechos Humanos y religiosos. Por enésima vez, rechazo las amenazas e infundios de ese pasquín. Estos actos sin sentido, contaminan el proceso electoral que debe estar libre de amenazas de cualquier tipo.

 

Pero las señales negativas siguen. Otra vez, se han vuelto comunes los actos ilegales y arbitrarios cometidos por aprendices de esbirros incrustados en los aparatos represivos del Estado, dedicados a vigilar y perseguir a periodistas y defensores de Derechos Humanos, el último caso denunciado es contra la activista Helen Mack, pero antes fueron denunciados otros casos. Esto también es retroceso, estoy seguro que más intimidaciones y abusos de esta naturaleza se repetirán y eso, también enrarece el ambiente electoral.

 

¿Lesionada la independencia de Poderes? El Poder Ejecutivo interfiriendo, criticando sin fundamento al Organismo Judicial y desobedeciendo las resoluciones de la Corte de Constitucionalidad CC. Directivos de las poderosas cámaras empresariales cuestionando y presionando al sistema de Justicia, para que favorezca a empresarios detenidos por actos de corrupción. Funcionarios públicos de todos los niveles que ignoran las resoluciones de la CC, con respecto al trabajo de la Comisión Internacional contra la Corrupción e Impunidad CICIG. Abogados que llaman a desobedecer las resoluciones de la CC. Esta estrategia de los corruptos pretende debilitar el sistema de Justicia y desalentar el clima electoral.

 

¡Viva la impunidad! Con eso de la expulsión de la CICIG, volvieron las actuaciones impunes y descaradas de algunos. El caso más reciente, la captura de Juan Ramón Lau López, hijo del diputado Juan Ramón Lau, a quien se señala de tráfico de influencias, debido a que su hijo recuperó la libertad por falta de mérito, pese a ser detenido conduciendo un vehículo del Organismo Legislativo y portando un revólver perteneciente al Ministerio de Gobernación con reporte de robo.

 

Todo esto y más, está sucediendo en pleno desarrollo del proceso electoral, lo que envía señales negativas y desalentadoras a la ciudadanía que confía en que tendremos elecciones limpias, transparentes, pacíficas y respetuosas, sin campañas sucias, ni amenazas, ni intimidaciones de ningún tipo.

 

Guatemala, 25/01/2019

 

Factor Méndez Doninelli

Maestro e investigador.

Consultor en Derechos Humanos y métodos alternativos de resolución de conflictos.

 

 

https://www.alainet.org/es/articulo/197764

Donaciones

Clasificado en