• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
Para 'galvanizar la intranquilidad pública’:

El Plan de Cambio de Régimen de EEUU propone apagones en Venezuela como ‘evento decisivo'

Opinión
15/03/2019
caracas_apagon.jpg
Foto: Misión Verdad
-A +A

 

La organización CANVAS, financiada por Estados Unidos, que entrenó a Juan Guaidó y sus aliados, elaboró un memorando en 2010 sobre la explotación de los apagones eléctricos e instó a la oposición a "aprovechar la situación... para responder a sus necesidades".

 

Un memorando de septiembre de 2010, de una organización de poder blando financiada por Estados Unidos que ayudó a entrenar al líder golpista venezolano Juan Guaidó y sus aliados, identifica el colapso potencial del sector eléctrico del país como "un evento decisivo" que "probablemente tendría el impacto de galvanizar el malestar público de tal manera que ningún grupo opositor podría esperar generar jamás".

 

El memorándum tiene especial relevancia hoy en día cuando Guaidó se juega para explotar los apagones a nivel nacional causados por una falla importante en la Planta Hidroeléctrica Simón Bolívar en la represa de Guri - una crisis que el gobierno venezolano atribuye al sabotaje de los Estados Unidos.

 

Fue escrito por Srdja Popovic del Centro de Acción y Estrategias No Violentas Aplicadas (CANVAS), una organización de "promoción de la democracia" con sede en Belgrado, financiada por el gobierno de Estados Unidos, que ha formado a miles de jóvenes activistas alineados con Estados Unidos en países donde Occidente busca un cambio de régimen.

 

Este grupo hospedó a Guaidó y a los líderes clave de su partido Voluntad Popular en una serie de sesiones de entrenamiento, transformándolos en una "Generación 2007" decidida a fomentar la resistencia contra el entonces presidente Hugo Chávez y sabotear sus planes para implementar el "socialismo del siglo XXI" en Venezuela.

 

En el memorándum de 2010, Popovic de CANVAS declaró: "Una de las claves de la actual debilidad de Chávez es el declive en el sector eléctrico". Popovic identificó explícitamente la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar como un punto de fricción, enfatizando que "los niveles de agua en la represa de Guri están bajando, y Chávez no ha sido capaz de reducir el consumo lo suficiente para compensar el deterioro de la industria".

 

Especulando sobre una "grave posibilidad de que alrededor del 70 por ciento de la red eléctrica del país se oscurezca a partir de abril de 2010", el líder de la CANVAS declaró que "un grupo de oposición sería el más indicado para aprovechar la situación y ponerla en contra de Chávez y para responder a sus necesidades".

 

Nos adelantamos a marzo de 2019, y el escenario esbozado por Popovic se está desarrollando casi exactamente como él se lo había imaginado.

 

El 7 de marzo, apenas unos días después del regreso de Guaidó de Colombia, donde participó en el intento fallido y demostrablemente violento del 23 de febrero de forzar el cruce de la frontera venezolana con un cargamento de ayuda estadounidense, la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar experimentó un colapso importante y todavía inexplicable.

 

Días después, la electricidad sigue siendo esporádica en todo el país. Mientras tanto, Guaidó ha hecho todo lo que ha podido "para aprovechar la situación y revertirla" contra el presidente Nicolás Maduro, tal como CANVAS había sugerido a sus aliados que lo hagan más de ocho años antes.

 

Rubio promete "un período de sufrimiento" para Venezuela horas antes del apagón

 

El gobierno venezolano ha culpado directamente a Washington, acusándolo de sabotaje a través de un ciberataque a su infraestructura eléctrica. Los actores clave en el intento de golpe de Estado dirigido por Estados Unidos han hecho poco para disipar la acusación.

 

En un tweet del 8 de marzo, el Secretario de Estado Mike Pompeo enmarcó el apagón como una etapa crucial en los planes de Estados Unidos para el cambio de régimen:

 

 

Secretary Pompeo

✔ @SecPompeo

 · Mar 7, 2019

Replying to @SecPompeo

Maduro’s policies bring nothing but darkness.

Secretary Pompeo

✔ @SecPompeo

No food. No medicine. Now, no power. Next, no Maduro.

 

(“Las políticas de Maduro solo traen la oscuridad.

Sin alimentos, sin medicinas.  Ahora, sin luz.  Después sin Maduro”)

 

A mediodía del 7 de marzo, durante una audiencia sobre Venezuela en la Subcomisión de Relaciones Exteriores del Senado, el senador Marco Rubio hizo un llamado explícito a Estados Unidos para que promoviera "un malestar generalizado", declarando que "es necesario que ocurra" para lograr un cambio de régimen.

 

"Venezuela va a entrar en un período de sufrimiento que ninguna nación de nuestro hemisferio ha enfrentado en la historia moderna", proclamó Rubio.

 

Alrededor de las 5 de la tarde, la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar sufrió un colapso total y aún inexplicable. Los residentes de Caracas y de toda Venezuela fueron inmediatamente sumergidos en la oscuridad.

 

A las 5:18 de la tarde, un Rubio claramente emocionado se lanzó en Twitter para anunciar el apagón y afirmar que "los generadores de respaldo han fallado". No estaba claro cómo Rubio había obtenido información tan específica, tan pronto después de que ocurriera el apagón. Según Jorge Rodríguez, ministro de Comunicaciones de Venezuela, al momento del tweet de Rubio, las autoridades locales aún no sabían si los generadores de respaldo habían fallado.

 

De regreso a Caracas, Guaidó se dispuso inmediatamente a explotar la situación, tal como lo habían aconsejado sus entrenadores de CANVAS más de ocho años antes. Interviniendo en Twitter poco más de una hora después de Rubio, Guaidó declaró: "la luz volverá cuando termine la usurpación [de Maduro]". Al igual que Pompeo, el autoproclamado presidente enmarcó los apagones como parte de una estrategia de cambio de régimen, no como un accidente o un error.

 

Dos días después, Guaidó estaba en el centro del mitin de la oposición que convocó en el sector oriente de Caracas, vociferando en un megáfono: "Activaremos el artículo 187 cuando llegue el día.  Nos tienen que encontrar en las calles, movilizados, depende de nosotros, no de más nadie".

 

El artículo 187 establece el derecho de la Asamblea Nacional a "autorizar el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país".

 

Al mencionar el artículo constitucional, los partidarios de Guaidó respondieron: "¡Intervención! ¡Intervención!"

 

Explotar la crisis para "volver a una posición de poder"

 

Como Dan Cohen y yo informamos en el Grayzone, el ascenso de Guaidó a la prominencia –y el complot golpista que es designado para supervisar– es el producto de un proyecto con una década de duración, supervisado por el equipo CANVAS con sede en Belgrado.

 

CANVAS es una derivación de Otpor, un grupo de protesta serbio fundado por Srdja Popovic en 1998 en la Universidad de Belgrado. Otpor, que significa "resistencia" en serbio, fue el grupo estudiantil que trabajó junto a las organizaciones de poder blando de Estados Unidos para movilizar las protestas que finalmente derrocaron al difunto presidente serbio Slobodan Milosevic.

 

CANVAS es financiado en gran medida a través de la National Endowment for Democracy, un apéndice de la CIA que funciona como el principal brazo del gobierno de Estados Unidos para promover el cambio de régimen.  Según los correos electrónicos internos filtrados de Stratfor, una empresa de inteligencia conocida como la "CIA en la sombra", CANVAS "puede haber recibido también financiación y entrenamiento de la CIA durante la lucha contra Milosevic de 1999/2000".

 

Un correo electrónico filtrado de un miembro del personal de Stratfor señaló que después de que expulsaron a Milosevic, "los chicos que dirigían OTPOR crecieron, vistieron trajes y diseñaron CANVAS... o en otras palabras, un grupo de 'exportación de la revolución' que sembró las semillas de una cantidad de revoluciones de color". Todavía están vinculados a la financiación de Estados Unidos y básicamente van por todo el mundo tratando de derrocar a dictadores y gobiernos autocráticos (los que a Estados Unidos no le gustan)”.

 

Posteriormente, Stratfor reveló que CANVAS "dirigió su atención a Venezuela" en 2005, después de entrenar a los movimientos de oposición que lideraban las operaciones de cambio de régimen pro-OTAN en toda Europa del Este.

 

En septiembre de 2010, mientras Venezuela se dirigía a las elecciones parlamentarias, CANVAS produjo una serie de memorándums que esbozaban los planes que habían tramado con "actores no formales" como Guaidó y su cuadro de activistas estudiantiles para derrocar a Chávez. "Esta es la primera oportunidad para que la oposición vuelva a ocupar una posición de poder", escribió Popovic en ese momento.

 

En su memorándum sobre los cortes de electricidad, Popovic destacó la importancia de los militares venezolanos para lograr un cambio de régimen. "Las alianzas con los militares podrían ser críticas porque en tal situación de malestar público masivo y rechazo a la presidencia", escribió el fundador de CANVAS, "es probable que los sectores descontentos de los militares decidan intervenir, pero sólo si creen que tienen suficiente apoyo".

 

Si bien el escenario que Popovic imaginó no se materializó en 2010, describe perfectamente la situación que vive Venezuela hoy en día, mientras un líder de la oposición formado por la CANVAS busca revertir la crisis contra Maduro mientras llama a los militares a romper filas.

 

Desde que la Grayzone expuso los profundos lazos entre CANVAS y el partido Voluntad Popular de Guaidó, Popovic ha intentado distanciarse públicamente de su historial de entrenamiento de la oposición venezolana.

 

Hoy, sin embargo, el memorándum de Popovic de 2010 sobre la explotación de los apagones eléctricos se lee como un plan para la estrategia que Guaidó y sus patrocinadores en Washington han implementado activamente. Ya sea que el apagón sea o no el resultado de un sabotaje externo, representa el "evento decisivo" para el que CANVAS ha preparado a sus cuadros venezolanos.

 

- Max Blumenthal es un periodista galardonado y autor de varios libros, entre los que se incluyen el exitoso Republican Gomorrah, Goliath, The Fifty One Day War y The Management of Savagery. Ha producido artículos impresos para una serie de publicaciones, muchos reportajes en vídeo y varios documentales, entre ellos Killing Gaza. Blumenthal fundó The Grayzone en 2015 para hacer irradiar una luz periodística sobre el estado de guerra perpetua de Estados Unidos y sus peligrosas repercusiones internas.

(Traducción ALAI).

 

https://thegrayzone.com/2019/03/11/us-regime-change-blueprint-proposed-venezuelan-electricity-blackouts-as-watershed-event-for-galvanizing-public-unrest/

 

https://www.alainet.org/es/articulo/198738

Donaciones

Clasificado en