• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português

Causas probables y posibles de la desaparición del submarino ARA San Juan

Análisis
06/04/2018
submarino_ara_san_juan.jpg
Foto: infomendozaonline.com
-A +A


1. INTRODUCCIÓN

Para empezar, hay que comenzar diciendo que la pérdida del submarino ARA San Juan es la tragedia naval más importante de la historia argentina en tiempos de paz. Incluso, considerando la pérdidas sufrida en la Guerra de Malvinas, cobra relevancia en función de los muchos y oscuros puntos de contacto entre esta pérdida y el mencionado conflicto.

Para seguir, hay que afirmar que la dilucidación o no de las causas que produjeron esta pérdida tendrá graves consecuencias. Tanto, en el funcionamiento y en la evolución de nuestras fuerzas militares, como en las mismísimas instituciones de la República.

Pero, sabiendo que el tiempo y el espacio son tiranos vayamos al grano. Paso a paso, pero en forma directa.

Lo que vamos a plantear es lo que, metodológicamente, se denomina una conjetura. Vale decir un juicio que suponemos cierto, pero que, aún, no se encuentra ni puede ser demostrado.

Es más, nuestro nivel de certeza se moverá entre los límites de lo posible -todo que pudo, lógicamente, suceder- y de lo probable -lo que pudo, más probablemente, haber sucedido.

En este orden de razonamiento, distinguimos tres cuestiones. A saber: las causas que son las que dominan un efecto, las condiciones que los facilitan o dificultan y las circunstancias que los rodean.

Hemos seleccionado, a priori, una serie de hipótesis que nos parecen posibles todas y algunas más probables dadas las causas, las condiciones y las circunstancias que creemos rodearon a cada uno.

Finalmente, para su valoración nos hemos guiado por el denominado Teorema de Ockham que sostiene que en igualdad de causas, condiciones y circunstancias la explicación más sencilla suele ser la más probable.

2. DESARROLLO

a. Situación:  Si algo caracteriza a la solución del problema que nos proponemos solucionar, al menos en parte, y solo del punta de vista teórico plantea, ab initio, una gran complejidad. Pues se superponen varias capas como la de los antecedentes históricos, las cuestiones técnicas, operativas, del derecho internacional público, políticas y geopolíticas.  Trataremos de analizar cada una de ellas, para después, proceder a la necesaria síntesis que nos permitan arribar a nuestras conclusiones.

b. Problema:

Evaluar las causas probables y posibles de la desaparición del ara san juan y emitir una opinión fundada sobre sus posibilidades de ocurrencia.

c. Antecedentes:

1) Históricos: La historia del problema se inicia en el ambicioso Plan de Construcciones Navales elaborado en la 3er presidencia del Tte Grl Juan Domingo Perón no sólo con la idea central de disponer de una flota de submarinos, sino, con el mucho más ambicioso de montar una flota de los mismos.1 Al efecto, se logró la colaboración de la fábrica alemana Thyssen Nordseewerke de Emden, Alemani, probablemente uno de los mayores expertos en la materia a nivel mundial. Al efecto se construyó el Astillero Ministro Domecq García.
2)
Posteriormente, con otra visión del Estado y sus funciones, durante la presidencia del Dr. Carlos Menem se tomó la decisión política de dejar sin efecto tan ambicioso proyecto cuando ya se encontraban en el país 2 submarinos tipo TR1700 construidos en Alemania y con 4 más en distintos niveles de completamiento en el astillero argentino.

Luego, durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, se procedió a la reactivación parcial del mencionado astillero, a los efectos de que estuviera en condiciones de proceder a las reparaciones de media vida del ARA San Juan.

Cabe destacar que más allá de los puntos altos y bajos de esta evolución, no se puede negar que más allá de la corta vida del proyecto original, los recursos presupuestarios destinados para el mantenimiento de estos buques -de por sí costosos- fue en constante disminución con las consecuencias que analizaremos más adelante.

3) Técnicos: El arma submarina tiene, a nivel mundial, una larga historia de empleo operacional que nos orientan sobre su empleo.2 Como tal, es un arma ofensiva de primer orden destinada, principalmente, a hundir barcos y buques enemigos en el marco de una estrategia naval que puede orientarse, ya sea a una única batalla naval decisiva en concurso con otros buques de la flota o a la interrupción del tráfico marítimo enemigo, en solitario o en manadas de submarinos. Secundariamente, los submarinos han sido empleados para el sembrado de minas, buzos, espías y en forma excepcional como medios de transporte logístico.
4)
Lo que ha caracterizado siempre al arma submarina ha sido su discreción y su capacidad de atacar blancos de alto valor, tanto en alta mar como en lugares protegidos como puertos. Sin embargo, su eficiencia -dada su relativa baja velocidad-  ha estado atada siempre a un buena selección previa de sus zonas de patrulla.

5) Operativos: La Armada Argentina opera submarinos, de distinto tipo desde hace varios años3, pero no cabe duda que su mejor experiencia tiene su origen en el Conflicto por las Islas Malvinas y otras dependencias del Atlántico Sur4. A posteriori del mencionado conflicto la flota de submarinos, como la flota en general y las FFAA en su conjunto, sufrieron un progresivo deterioro, tanto en sus medios materiales como humanos, especialmente, en su adiestramiento. Circunstancias que se fueron transformando en condiciones favorables para la ocurrencia de accidentes operacionales de distinta magnitud. 5 Llegando, incluso, a ser una causa posible/probable del problema planteado.
6)
Por otro lado, sabemos que en la oportunidad de la desaparición del ARA San Juan realizaba la mayor maniobra de su flota de mar en las últimas dos décadas.6

7) Legales y políticos: Todo conflicto bélico que concluye lo hace con los vencedores imponiendo sus condiciones a sus vencidos. Malvinas no fue una excepción, aunque se encuentra muy lejos de conformar lo que los aficionados a la estrategia catalogan como una ‘rendición incondicional’. Obviamente que hubo condiciones y éstas se encuentran expresadas en los Acuerdos de Madrid firmados durante la presidencia de Carlos Menem en 1990, posteriormente ratificado por otros instrumentos legales.7 En el tema que nos ocupa, son especialmente importantes las exigencias acordadas de la notificación mutua de ejercitaciones militares en una extensa área del Atlántico Sur y delimitada al efecto.
8)
En virtud de los Acuerdos de Madrid, firmados el 15 de febrero de 1990, entre los representantes de la Gran Bretaña y de nuestra Nación se estableció, claramente, en su Anexo I, que la República Argentina informaría con 25 días de anticipación a las autoridad militar isleña la presencia de unidades de combate; tales como: buques o aeronaves equipados con sistemas de armas o medios de poder ofensivo o con capacidades de proyección ofensiva (ejemplos navales: portaaviones, cruceros, destructores, fragatas, corbetas, lanchas rápidas, submarinos, buques anfibios o buques que transporten tropas; ejemplos de aeronaves: aviones de ataque, interceptores, bombarderos, aeronaves portadoras de misiles o que transporten tropas).

Obviamente, que el ARA San Juan califica como un arma con poder ofensivo. Ergo, su movimiento dentro de la zona delimitada por el mencionado tratado y que es tan amplia que se extiende a menos de 300 Km de nuestra línea de costa patagónica. Tal como se lo puede ver en la imagen adjunta y en la que la zona referida está demarcada con una línea roja.