El cerco criminal neoliberal contra Venezuela

18/09/2017
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
-A +A

No es fácil la situación que vive la República Bolivariana de Venezuela, cuando estamos sintiendo en carne propia la situación que han experimentado otros países en la historia contemporánea reciente en Nuestra América o Abya Yala.

 

Cuando los pueblos deciden ser sujetos históricos en búsqueda de su autonomía, soberanía y la construcción de su destino sin tutelaje, éstos son amenazados, cercados y en caso extremo, invadidos por el aparataje militar estadounidense como dueños del mundo: “predestinados por la providencia a plagar de hambre y miseria a los pueblos” como dijera Simón Bolívar en unos de sus más brillantes discursos como precursor del antimperialista en el siglo XIX.

 

Tres estrategias de la derecha

 

Un sector radical de la oposición partidista de derecha, así como sectores de la pequeña y mediana burguesía venezolana, durante las conspiraciones, conocidas como la GUARIMBA II (primera estrategia), ocurridas recientemente en algunas ciudades del país pedían la intervención militar del Comando Sur de los Estados Unidos, lo cual fue reafirmado por las diferentes giras internacionales de los partidos Primero Justicia y Voluntad Popular. Como no pudieron lograr esa estrategia, pese los financiamientos encubiertos y la participación de paramilitares uribistas-santistas, pasaron a dos estrategias más que les han venido dando resultados, reforzadas por la dictadura mediática.

 

La segunda estrategia ha sido el cerco neoliberal diplomático encabezados por países como Colombia, México, Perú, Brasil, Argentina, entre otros, apoyándose en la desprestigiada OEA y la posterior creación del grupo D.I. (Diplomacia de la Idiotez) planteada por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski. Por otro lado, un sector ha logrado apoyados de los ultraderechistas de la Unión Europea y ha intentado desprestigiarnos en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas en la perspectiva de la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas que se realizaría la semana entrante en New York.

 

La tercera estrategia, y ha sido la más dura y se comienza a sentir, es la réplica de la ley Helms-Burton, es decir la ley de bloqueo a Cuba que implementó el expresidente Demócrata Bill Clinton contra Cuba el 1 de marzo de 1996, que en esencia ha sido el bloqueo financiero desde los Estados Unidos y sus aliados con la Republica Socialista de Cuba, a lo cual Cuba ha resistido heroicamente. Ahora para Venezuela, el presidente Republicano Donald Trump, por iniciativa de la ultraderecha venezolana y el ultraderechista cubano americano congresista Marcos Rubio, convencieron a Trump de aplicar el bloqueo financiero en el área más estratégica de nuestro país: el área petrolera. Esa decisión jurídica “prohíbe las operaciones con nueva deuda y participaciones emitidas por el Gobierno de Venezuela y de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). También frena tratos con ciertos bonos existentes obtenidos por el sector público venezolano, así como pagos divididos al Gobierno”.

 

Este cerco prohíbe también a países como Canadá suministrar petróleo a la compañía mixta venezolana CITGO para convertirlo en gasolina, lo cual ya está provocando, a raíz de los efectos del Huracán Harvey e Irma, un aumento desproporcionado del galón de gasolina, afectando a millones de consumidores, lo cual también se traducirá en un aumento inflacionario y no se seguirá beneficiando a millones de estadounidenses pobres a los que Citgo le sumistraba energía y que se sentirán desasistidos en el fuerte invierno que se avecina.

 

La ley Trump-Borges no solo afectara al pueblo venezolano sino también a más de dos millones de estadounidenses que se beneficiaban de la política social de CITGO en Estados Unidos.

 

CHU CHE RIAS

 

------¿Cuál estado mayor de la cultura sin los “activistas culturales” denominado denigrantemente como cultores? Así ocurrió esta semana cuando al denominado Estado Mayor de la Cultura, entraron los activista culturales protectores activamente de sus tradiciones en una reunión cerrada del Estado Mayor sin ejército de activistas culturales…Mosca con la exclusión en cultura como está sucediendo con la Ley del Odio donde no están ni los indígenas ni los afrodescendientes.

 

-------En Barlovento se sigue luchando abiertamente por la recuperación de la productividad agrícola, solo se espera que sectores del gobierno apoyan a ese sector productivo como las cimarronas de la esperanza Y el proyecto de los CUMBES AGROECOLOGICOS.

https://www.alainet.org/es/articulo/188109
Donaciones

Clasificado en

Clasificado en: 

Suscribirse a America Latina en Movimiento - RSS