Pluralizar el mundo, diversificar las voces
http://alainet.org/publica/pluralizar/

La intolerancia domina aún los escenarios del mundo

Ana Irma Rivera Lassén*

Mi comentario se limitará, debido al corto espacio con que contamos, a una evaluación sólo de la reunión de las ONGs previo a la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las otras formas conexas de Intolerancia.

Las ONGs que fuimos a Durban nos encontramos desde un principio con una (des)organización y facilidades que parecían hechas para que nos desanimáramos. Sin embargo rápidamente cada grupo y región armó su espacio y comenzaron a funcionar las agendas de trabajo. El programa propuesto por los cuerpos organizadores resultó poco fluido. Los talleres que las ONGs habían propuesto al momento de registrarse antes de llegar a Durban habían sido designados a llevarse a cabo en lugares remotos o difíciles de encontrar. Pero a pesar de todo la ONGs estamos acostumbradas a la autogestión por lo que el espacio de aquel estadio un tanto inhóspito fue utilizado al máximo. En un momento parecía que no lograríamos tener un documento de Declaración y Plan de Acción pero finalmente salió, aunque no tan consensuado e inclusivo como hubiéramos querido muchas(os).

Los procesos anteriores a Durban para la Región de las Américas me parecieron más ricos en resultados y discusiones que la Conferencia misma. En el tema de la intolerancia por ejemplo, mencionamos en otro artículo anterior que en la declaración final de los Gobiernos de la Américas de diciembre 2000 en Chile, se dice en el preámbulo del documento que éstos reafirman su "compromiso de abordar las manifestaciones de racismo, discriminación racial, xenofobia y otras formas de intolerancia que se dan por motivos de raza, lenguaje, color, religión, cultura, lengua y origen nacional o étnico, agravadas por causa de la edad, el género, la orientación sexual, la discapacidad y la posición económica.”1 Esta expresión reconocía la orientación sexual como un agravante a las otras formas de discriminación por lo que era un avance importante en ese aspecto. Por su parte, el Plan de Acción de las ONGs de las Américas comienza expresando “el convencimiento de que la construcción de sociedades plurales y diversas, constituye el principal eje propositivo para erradicar el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y todas las formas de intolerancia”2.

Plan de Acción de las ONGs de las Américas estableció también desde su preámbulo que el Foro de las Américas por la Diversidad y la Pluralidad reconocía y asumía todos los avances y compromisos conquistados en Santiago de Chile, según constan en la Declaración Final de la Conferencia Ciudadana. Continúa diciendo el preámbulo; “reconociendo el documento aprobado por los gobiernos durante la PrepCom Regional de Chile como una plataforma para el avance a nuevas conquistas; asumiendo la necesidad de incorporar como base metodológica y eje transversal la perspectiva de género; asumiendo que una vía eficaz para erradicar la intolerancia es la educación plural y diversa, desarrollando el pensamiento, sentimiento y acción hacia una cultura de paz; asumiendo colectivamente el compromiso de desplegar acciones conjuntas, encaminadas a crear una nueva sociedad global, basada en: principios de diversidad y pluralismo; en el reconocimiento de la interculturalidad y pluriculturalidad y autonomía de los pueblos; en la justicia histórica, ampliamente reclamada por los pueblos indígenas, afrodescendientes, pueblo Rom, mestizas/os, personas de descendencia asiática, mujeres, migrantes, desplazadas/os internas/os y refugiadas/os, y nacionalidades oprimidas dentro de un Estado o por origen étnico, así como por los diversos actores sociales como lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero, travesties, personas de la tercera edad, niñas/os, adolescentes, jóvenes, discapacitadas/os, comprometidos en la lucha contra todas las formas de discriminación e intolerancia.”3

En Durban estos documentos, los de Chile de los Gobiernos y los de la Conferencia Ciudadana, así como el del Foro de las Américas de las ONGs, no fueron aprovechados tan efectivamente como debimos. A pesar de la calidad de los mismos, entiendo que no todas las personas de nuestra región entendieron que debían tenerlos a mano y tratar de usar y colocar párrafos de los mismos en los documentos de las ONGs que saldrían de allí. En ocasiones, las expresiones y debates que se dieron en la carpas, por parte de personas de las Américas, daban la impresión de que no hubiéramos discutido algunos temas en nuestra Región. Ese, sin duda, creo que fue uno de los puntos débiles de las ONGs de las Américas: el no asumir, integrar y defender sus propios documentos. A pesar de esto, creo que el proceso hacia Durban fortaleció el trabajo de las organizaciones de afrodescendientes, a las organizaciones mismas y al trabajo conjunto. También tendió más puentes para el trabajo entre las organizaciones de los pueblos indígenas y las organizaciones de afrodescendientes, trabajo en el cual hay que seguir insistiendo.

Las organizaciones de mujeres en Durban estuvimos menos fuertes en organización y resultados que en otras conferencias. Esto merecería una reflexión en sí misma. Los temas relacionados a la orientación sexual, si bien no avanzaron mucho más, al menos se mantuvieron como una enumeración entre las diversas formas en que se manifiesta la intolerancia.

Luego de regresar de Durban me quedé con la sensación de que muchas de las ONGs nos quedamos con nuestros reclamos en la mano. Temas y situaciones como la tensión del conflicto entre Israel y Palestina, que dominó muchas discusiones en la reunión de ONGs y en la de los Gobiernos, nos dejó con la sensación de que la intolerancia, entendida como el no reconocimiento al derecho de la existencia de la otra persona, domina aún los escenarios del mundo. Apenas unos días después del fin de la Conferencia, con los sucesos del 11 de septiembre de 2001, se inició otro capítulo en la historia de la intolerancia y el terror. Si bien muchas personas del mundo conocían esto como su realidad diaria, ahora la vulnerabilidad había tocado el corazón de la nación mas poderosa del mundo. Lamentablemente, los ojos de los Gobiernos han vuelto a darle la espalda a la paz. Parecería que el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas conexas de intolerancia, todos los temas de la pasada Conferencia están ganando la batalla a la paz.


Notas:

* Relatora del Grupo de Trabajo sobre Intolerancia, de la Conferencia Mundial de ONGs.

1 Conferencia Regional de las Américas, Preparativos de la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia Santiago de Chile, 5 a 7 de diciembre de 2000.

2 Plan de Acción, Foro de las Américas por la Diversidad y la Pluralidad, Quito, 13-16 de marzo de 2001.

3 Ibid


Tema Anterior

Indice

Tema Siguiente