• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português

Curiosidades y problemas de la “ayuda humanitaria”

Opinión
21/02/2019
-A +A

No ha habido un momento en la historia de nuestro país en la cual se haya desarrollado un debate tan importante sobre la “ayuda humanitaria” y dentro de este hemos observado que se destacan algunas curiosidades así como algunos problemas.

 

Es curioso que la emergencia humanitaria en Venezuela sea mediática. Esto se puede explicar por la existencia de lo que se puede llamar el país dual, uno mediático y otro real. Ambos operan en campos comunes, pero en niveles diferentes que no se encuentran. En el país mediático los problemas que experimentamos en el país real se focalizan y sobredimensionan. En este plano los actores políticos se confrontan, bien sea para afirmar o negar la existencia de la emergencia humanitaria o sus dimensiones, que es un relato promovido exclusivamente por la oposición al gobierno bolivariano y el gobierno norteamericano al cual se han subordinado. En el país real, existen los problemas aludidos y también un pueblo que lidia con ellos, ya que dejó de esperar a la oposición o al gobierno y está resolviendo, aunque sean cuestionables mecanismos de los que hace uso, pues prevalece el pragmatismo.

 

Ante la falta de acuerdo sobre la existencia de su causa, los actores políticos y sociales discrepan igualmente sobre la necesidad de la “ayuda humanitaria”. Situación curiosa, ya que al examinar experiencias en otros países no se observa un debate sobre si es necesaria o no, hay una situación de facto incuestionable que la justifica.

 

Es un canon aceptado hasta ahora que el Estado del país receptor es quien gestiona la “ayuda humanitaria” y cuando este es fallido lo hacen los organismos internacionales especializados, y con este sentido se alinean las posiciones de la Organización de Naciones Unidas y la Cruz Roja Internacional en el caso venezolano. Hoy curiosonamente la oposición al gobierno bolivariano y su gobierno fantasma se abroga la autoridad para gestionar la ayuda humanitaria.

 

Examinar los problemas de la ayuda humanitaria implica hacerse algunas interrogantes que no son muy populares en el debate, entre las cuales encontramos: ¿Es gratis?, ¿Quién la paga?, ¿Quién gana políticamente?, ¿Siempre ayuda?, ¿Qué tan efectiva es? No abordar lo anterior busca ocultar el carácter mercantil de este asunto.

 

El gobierno de un país ayuda a otro, si de por medio hay garantías del fortalecimiento de intereses futuros para el que ayuda, como en el caso de Irak donde las empresas norteamericanas están todavía reconstruyendo el país o como la Unión Europea cuando ayuda los países del norte de África como mecanismo de contención de la creciente migración. El que recibe la ayuda siempre la paga de una forma u otra y con creces. En Venezuela ¿Cómo creen que la pagaremos? En el mundo existen países con situaciones dramáticas, sistemáticamente ignorados mediáticamente y sin asistencia urgente, su desgracia: no tienen nada que ofrecer.

 

Toda ayuda humanitaria tiene un carácter efectista y solo atiende los síntomas, por lo cual las causas siguen intactas, ¿Quiénes aspiran salir en esa fotografía del alivio de la miseria en Venezuela y en que les ayudaría políticamente? Como referencia creo oportuno investigar sobre el desempeño de “ayuda humanitaria” en Haití y su situación después de años recibiéndola. Al final se reduce a un espectáculo para el “prime time”.

 

No es extraño encontrar que quienes promueven y gestionan la “ayuda humanitaria” inflan los indicadores buscando maximizar los montos de ayuda. Para tener una idea de ello, en Venezuela con motivo de la tragedia de Vargas, no se logró tener evidencia del número de fallecidos que declaró en gobierno nacional, en síntesis, el aumento de víctimas es directamente proporcional al aumento de la “ayuda”. Finalmente es oportuno exponer que lamentablemente existe una gran diferencia entre “ayuda humanitaria” que dicen que va a llegar con la que llega, y de esta con la que reciben los beneficiarios. Con la honestidad que caracteriza el gobierno fantasma de oposición ¿Cómo cree que será la distribución?

 

En este país dual no sería extraño que llegue la “ayuda humanitaria” mediáticamente, mientras en el país real se profundizan los problemas gracias, entre otras cosas al creciente bloqueo del gobierno de los Estados Unidos de América y las dificultades de gestión del gobierno bolivariano. En fin, para algunos es más políticamente correcto brindar una limosna, aun cuando son también responsables de la situación del país.

 

Jesús A. Rondón

Sociólogo

@jxrondon

https://www.alainet.org/es/articulo/198319

Donaciones

Clasificado en