Oxchuc: entre el dolor y la esperanza

08/01/2019
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
indigenas_mexico.jpg
Un representante Indígena da lectura de su Acta Comunitaria, Oxchuc, 5/I/19.
Foto: IEPC-Chiapas.
-A +A

El sábado 5 de enero, el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas (IEPC) realizó la Asamblea Plenaria de Resultados sobre la Consulta Indígena en el Municipio de Oxchuc (APRCI). Los mismos representantes indígenas de cada comunidad dieron lectura pública de los resultados de cada Acta Comunitaria de la Consulta. Fue un proceso sustentado en una legitimidad y legalidad incuestionable.

 

No hubo inconformidad ni en el cómputo porcentual de cada comunidad ni en la suma de todas las localidades del municipio de Oxchuc. La decisión y voluntad ciudadana arrojó los siguientes resultados:

 

Usos y Costumbres

Partidos Políticos

No celebrada

59.18%

38.40%

2.43%

 

 

Con base a la información del IEPC-Chiapas, en 116 localidades se realizaron las Asambleas Comunitarias Indígenas (ACI); incluyendo Oxchuc, fueron 72 comunidades que optaron por el sistema de Usos y Costumbres, que representa el 59.18% del listado nominal municipal, que es de 35 mil 780 ciudadanos. En 44 localidades se inclinaron por el sistema de partidos políticos, que representa el 38.40%. En cuatro comunidades no hubo condiciones de realizar las ACI, lo cual equivale al 2.43%.

 

La siguiente gráfica se presentó ante la Asamblea Plenaria y sus resultados fueron aclamados a mano alzada por los delegados indígenas que participaron en dicho proceso.

 

 

El porcentaje de participación de las ACI fue del 97.58%. En toda la historia política electoral de Oxchuc no se había alcanzado un porcentaje cercano al 100%. El sistema partidario generó una abstención creciente hasta del 70%; el monopolio del poder que había sido dominado por una dinastía familiar (PRI/PVEM) fue derrotado con alta participación indígena, nuevas formas de democracia y mayor participación ciudadana.

 

Loable ha sido el esfuerzo desplegado por el IEPC-Chiapas. Se cumplieron satisfactoriamente los “Lineamientos para la organización y desarrollo de la consulta por la que la ciudadanía de Oxchuc determinará el sistema de elección de sus autoridades municipales”. Las 130 Asambleas Comunitarias de Consulta se celebraron del 27 de noviembre al 31 de diciembre del 2018; las Asambleas Comunitarias Informativas se realizaron del 5 al 20 de noviembre del año pasado, hasta culminar en la Asamblea Plenaria de Resultados, celebrada el pasado 5 de enero.

 

Entre otros, el marco jurídico en que se basó todo el proceso de la conquista de derechos político-electorales del municipio de Oxchuc, fue la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Chiapas, el Convenio N° 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. En la aplicación práctica de este andamiaje jurídico, desde el ámbito local hasta la esfera internacional, es lo que ha permitido reconocer el derecho de los pueblos indígenas a ejercer su autonomía y libre determinación.

 

Meritoria ha sido la presencia del gobierno federal en Oxchuc. La Presidencia de la República ha sembrado una nueva esperanza en Los Altos de Chiapas. Ese municipio indígena había quedado atrapado en el dolor, la rabia y el coraje de un sistema partidario que atropelló sus derechos constitucionales.

 

Un día después de la APRCI, Jesús Ramírez, en su carácter de Coordinador de Comunicación de la Presidencia de la República, destacó que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador reitera el respeto a los sistemas normativos indígenas para elegir a sus autoridades municipales. De esta manera, la Presidencia de la República reconoció el derecho de Oxchuc de cambiar el régimen partidario para elegir a sus autoridades municipales a través de su sistema normativo indígena.

 

Es relevante que el triunfo histórico del pueblo de Oxchuc cuente con el beneplácito de la Presidencia de la República. Invaluable ha sido el respaldo político que ha otorgado Adelfo Regino, en su calidad de Director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

 

En el tiempo de transición política del Gobierno actual, Adelfo Regino participó en el II Encuentro Nacional por la Libre Determinación de los Pueblos Indígenas, celebrada en Oxchuc (28/VII/18). En la Plaza pública municipal manifestó: “Las comunidades, pueblos y municipios indígenas, pueden ejercer este derecho establecido en el marco del derecho internacional y los derechos consagrados en el artículo 2° de la Carta Magna”.

 

En representación del Titular del Ejecutivo Federal, el 5 de enero, Adelfo Regino atestiguó la APRCI. Posterior al acto oficial del IEPC-Chiapas, participó en la Plaza pública y ante unos 20 mil tzeltales, manifestó:

 

“El gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoce y celebra la determinación de los habitantes de Oxchuc, municipio tzeltal del estado de Chiapas, de haber optado por celebrar elecciones mediante el régimen de Sistemas Normativos Indígenas (SIN)”.

 

En su alocución, señaló que la experiencia de Oxchuc es un proceso inédito en la historia de Chiapas que “…sientan un precedente para que el Congreso de Chiapas legisle en materia de derechos indígenas, a fin de asegurar el pleno acceso a la libre determinación y autonomía de los pueblos, derecho reconocido en la legislación internacional y en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

 

Paradójico que, en el estado donde se firmaron los “Acuerdos de San Andrés” entre el gobierno federal y el EZLN, aún no armonice su legislación estatal con base a los avances en la legislación internacional. Todos los partidos políticos, varias legislaturas y diversos gobernantes en turno, omitieron su responsabilidad de reconocer los derechos constitucionales de los pueblos indígenas. Desde los “Acuerdos de San Andrés” han pasado 22 años (Febrero/1996); y en Chiapas sigue siendo una deuda histórica con las comunidades más olvidadas del país.

 

Oxchuc se debate entre el dolor y la esperanza. El monopolio del poder político familiar propició la rebelión de los “ciervos”. El PRI y el PVEM propiciaron el hartazgo de la población y allí están los resultados de la APRCI del 5 de enero. Ha sido una cosecha violenta. La disputa por el municipio ha derramado sangre y enlutado varias familias.