• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
Prólogo al libro de Theotonio Dos Santos

“Economía Mundial, Integración Regional y Desarrollo Sustentable: Las Nuevas Tendencias de La Integración Regional”

Opinión
13/03/2018
-A +A

Para mí es muy importante hacer el Prólogo a la nueva edición en Venezuela de este libro. Desde que Theotonio Dos Santos fue nuestro Profesor, en 1966, y hasta ahora, 2013, hemos desarrollado estrechas actividades académicas, traducidas a la vez en fraternales relaciones de amistad.

 

Theotonio Dos Santos llega a Chile desde Brasil, en 1966, como asilado político y académico, en el contexto de un país de gran efervescencia política y de solidaridad internacional. Salvador Allende, como Presidente del Senado de la República, junto a otros dirigentes políticos ejercen una gran influencia en las decisiones políticas internas e internacionales de Chile. Entre éstas, la de dar asilo a políticos e intelectuales brasileños, argentinos y de otros países, como el caso de Dos Santos cuya producción académica ya tenía repercusiones políticas en Brasil por las grandes transformaciones que sus estudios planteaban para este país y para América Latina y el Caribe en general.

 

Theotonio, junto a su compañera Vania Bambirra - también académica- son incorporados rápidamente a la planta docente de la Universidad de Chile. Se reproducía de esta manera la experiencia de hace más de cien años de otro intelectual, fundador y primer Rector de esta casa de estudios, el destacado intelectual y político venezolano, Andrés Bello.

 

Cabe recordar que Andrés Bello (Caracas, 1781-Santiago de Chile, 1865) llega también a Chile con su gran experiencia de solidaridad internacional por su participación en los sucesos revolucionarios del 19 de abril de 1810, que dan inicio a la independencia de Venezuela que le permiten desarrollar relaciones muy estrechas con Simón Bolívar y Francisco de Miranda. La Universidad de Chile se crea bajo la inspiración de este gran intelectual en 1842, quien se convierte en su primer rector por más de dos décadas y hasta su muerte.

 

 "Si queréis que vuestro nombre no quede encarcelado entre la Cordillera de los Andes y la mar del Sur, recinto demasiado estrecho para las aspiraciones generosas del talento; si queréis que os lea la posteridad, haced buenos estudios….”, exhortaba Andrés Bello a los jóvenes chilenos en su discurso inaugural como primer rector de la Universidad de Chile. Dos Santos es uno de los intelectuales de esta casa de estudios que ha cumplido destacadamente con el cometido dejado por Andrés Bello.

 

Es un deber reconocer el aporte de este insigne venezolano, así como el de otros extranjeros al desarrollo de las instituciones académicas chilenas. Chile los acogió y a la postre, Chile se benefició, una tradición plasmada incluso en el Himno Nacional chileno que reza con fuerza “...o el asilo contra la opresión...”.

 

Theotonio Dos Santos, Vania Bambirra – a partir de 1966- y otros académicos brasileños y argentinos se incorporan a la planta académica del Centro de Estudios Socio Económicos (CESO) de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad de Chile, organización en esos años muy pequeña, comparada con el Instituto de Economía o con el Instituto de Organización y Administración de dicha Facultad

 

Dentro del CESO, Theotonio Dos Santos forma y dirige el Grupo de Investigación sobre la Dependencia, organiza seminarios generales sobre cuestiones teóricas y análisis críticos de la realidad latinoamericana. El CESO se convierte rápidamente en un centro que atrae la presencia de reconocidos estudiosos de América Latina, Estados Unidos y de Europa. Entre otros, Ruy Mauro Marini, André Gunther Frank, Tomás Vasconi, Inés Recca y Marta Harnecker. El liderazgo intelectual de Theotonio es tal que entre 1968 y 1973 asume la dirección de investigaciones y docencia del CESO y entre 1972 y 1973 su dirección general.

 

La profundización en Chile en torno a sus reflexiones teóricas sobre la dependencia le confieren al CESO tal prestigio nacional e internacional que, de una pequeña institución, éste se transforma en la más significativa institución académica de su época en la Facultad de Economía de la Universidad de Chile y de otras instituciones de Ciencias Sociales en Chile y América Latina.

 

En los primeros días de la Dictadura de Pinochet, el Centro de Estudios Socio Económicos, CESO es cerrado por un Decreto Dictatorial que justifica su cierre definitivo declarándolo subversivo y todo su personal tiene que entrar en situaciones de clandestinidad para evitar la represión de la Dictadura. La transcendencia del trabajo académico y los alcances políticos de la producción de Theotonio Dos Santos llevan a que la Dictadura lo incluya en la primera lista de perseguidos políticos.

 

Con las Dictaduras y el neoliberalismo la teoría de la dependencia es denostada por el pensamiento único, proyectado con fuerza en América Latina por académicos formados en parte en los países desarrollados, particularmente en Estados Unidos. En América Latina, en la mayoría de las universidades se cambian los planes de estudio en las carreras de ciencias sociales y con ellos se suprimen los cursos sobre la economía política y sobre la dependencia.

 

Desde hace algunos años la teoría de la dependencia y la crítica al capitalismo comienzan a retomar su importancia a medida que se comprueba la inoperancia del neoliberalismo. Aumenta el interés en América Latina y el Caribe y en otros países por la producción académica del Centro de Estudios Socio Económicos, CESO, en su breve período de existencia.

 

Theotonio Dos Santos juega un papel fundamental en esta recuperación crítica. En la Introducción de esta edición, el mismo autor señala que en los últimos 10 años se ha dedicado a sistematizar en tres libros lo que el pensamiento crítico pudo organizar sobre lo que él denomina “La Trilogía Sobre El Capitalismo Contemporáneo, La Crisis y la Teoría Social”.

 

En el primer libro, “Teoría de la Dependencia Balance y Perspectivas” (2000), reivindica el esfuerzo del pensamiento latinoamericano, el cual logró retirar los problemas del subdesarrollo y del desarrollo del estrecho campo de las historias locales y nacionales, para situarlos en el plano de la historia universal y como un resultado de la acumulación primitiva de capitales que originan la moderna economía y sociedad capitalista. “Es profundamente perverso que las llamadas ciencias sociales se hayan dedicado a explicar a los pueblos colonizados, sometidos a estas condiciones deplorables, cómo alcanzar las condiciones de vida obtenidas por los pueblos colonizadores sin las ventajas obtenidas por su pasado colonizador y su presente neo-colonial e imperialista”, indica el autor.

 

“Hemos desenmascarado este truco intelectual maldoso al ligar el fenómeno del subdesarrollo a la dependencia estructural de nuestra economía, sociedad y cultura a la economía mundial capitalista”

 

Dos Santos destaca la repercusión internacional de esta producción teórica latinoamericana, incluso en los países centrales, repercusión que llevó a retomar la teoría sobre economía mundial como resultado del surgimiento y desarrollo del capitalismo. El autor critica al mismo tiempo la adhesión de amplios sectores de izquierda al proyecto neoliberal.

 

En el segundo libro, “Economía Mundial e Integración Regional Latinoamericana” (2004), base de esta nueva edición, Dos Santos presenta la economía mundial que tuvo su origen en las primeras etapas del capitalismo y hace un balance de los cambios fundamentales que ha experimentado la economía mundial en las últimas décadas y las oportunidades que se han generado para la integración latinoamericana, como respuesta regional a la desintegración que promueve la globalización neoliberal.

 

El tercer libro, “Del Terror a la Esperanza: Auge y Decadencia del Neoliberalismo” (2008), critica el libre mercado y las bases filosóficas del neoliberalismo que fueron desarrolladas en el siglo XVIII. Muestra cómo el libre mercado se derrumba con el predominio del monopolio en el capitalismo y el gran poder del Estado en el capitalismo contemporáneo. Opone a la teoría del equilibrio los grandes desequilibrios, en las economías de Estados Unidos en particular, y los grandes desequilibrios mundiales, en general.

 

Otro planteamiento central de este tercer libro se refiere a la relación entre los regímenes de fuerza, fascistas y parafascistas con el dominio ideológico y político del neoliberalismo.

 

“No fue una coincidencia que el desmoralizado grupo de la Universidad de Chicago encontrase el primer gobierno que los insertó en el mundo económico real a través del régimen fascista de Augusto Pinochet en Chile, ni es menos verdad que los gobiernos de Thatcher y Reagan que los propagaron en todo el mundo se fundaron en violentas confrontaciones con el movimiento sindical de sus países en un intento desesperado de destruir el “Estado de Bienestar” y los regímenes socialistas”, señala el autor.

 

Dos Santos establece una correlación directa entre el terror del Estado y las políticas neoliberales, las cuales destruyeron derechos históricos de los trabajadores a través de la represión política estatal, y la represión económica, a través de las recesiones, generadora de desempleo y desesperanza.

 

En este tercer libro de la Trilogía, analiza el período recesivo de la economía mundial entre 1967 a 1994, a través de las ondas largas de Kondratiev. A partir de 1994 y en una perspectiva de economía mundial, Theotonio plantea que se inicia la fase expansiva del ciclo de las ondas largas de Kondratiev, fase apoyada en la revolución científico-técnica, que profundiza la transformación de la ciencia de auxiliar, en elemento fundamental de la reproducción económica. En esta fase expansiva se produjeron grandes transferencias de recursos del sector productivo al sector financiero. Esta transferencia de recursos tiene su origen en los grandes desequilibrios del sector productivo. El sistema financiero crece en forma espectacular, sostenido también por el crecimiento de la deuda pública generada por el déficit fiscal permanente.

 

El mismo autor ha señalado en la Introducción a esta edición que entran en crisis definitiva las soluciones provisorias impuestas en el período del auge neoliberal. Este análisis, sobre la crisis iniciada en 2008 y, designada por él, como ‘Nueva Fase de la Economía Capitalista Mundial’, muestra el fracaso de la tendencia al equilibrio del libre mercado. Sin embargo, con el manejo de los medios de comunicación confunden a la sociedad para que esta acepte que el peso de la crisis recaiga sobre los trabajadores y a la vez aceptar los rescates estatales para salvar a las instituciones financieras, rescates que profundizan los déficits fiscales.

 

Se combate a la crisis con los mismos mecanismos que la generaron. Los apoyos del Estado al sector financiero podrían generar una recuperación de la economía de Estados Unidos, pero, basada en los mecanismos señalados, esta recuperación será restrictiva, “profundizando a mediano plazo la crisis de los Estados Unidos y de su moneda”. En Estados Unidos, Europa y Japón la recuperación será “rasante” y las economías emergentes estarán en ascenso, apoyadas en la expansión de sus mercados internos. Los movimientos sociales podrían seguir creciendo con ciertos éxitos políticos por algunos años. Theotonio señala que la Trilogía y esta nueva edición venezolana podrían ayudar a los movimientos sociales y agrega, a partir de la traducción al mandarín de varios de sus libros: “Me gusta pensar que la vanguardia política de China pueda dialogar con mi esfuerzo teórico”.

 

Después de este período de transición se iniciará una nueva fase negativa de los ciclos largos, que llevará al capitalismo mundial a una crisis de larga duración de gravedad colosal. Dos Santos retoma su perspectiva histórica más amplia al reafirmar que la sociedad transita hacia una sociedad planetaria.

 

Al respecto señala que espera que los cambios que conduzcan a experiencias post-capitalistas o abiertamente socialistas sean suficientemente fuertes para inaugurar un nuevo sistema mundial, asentado en una civilización planetaria, plural, igualitaria y democrática, que detenga los efectos brutales de largo plazo que unificará la crisis estructural del capitalismo a una nueva coyuntura depresiva de 25 años aproximadamente, la cual mostrará claramente las limitaciones del capitalismo para dirigir a la humanidad. Sin embargo, las soluciones progresistas y democráticas no están garantizadas. En el pasado, la crisis del liberalismo de entre guerras llevó al nazismo y fascismo, los cuales alcanzaron un éxito sin precedentes hasta su derrota en 1945.

 

Theotonio nos señala en esta nueva edición los recientes estudios colectivos que está desarrollando, entre éstos la relación entre civilización y desarrollo, criticando las propuestas del capitalismo sobre modernidad y posmodernidad, estudios vinculados a las alternativas que se abren a partir de los avances de los movimientos sociales. Dos Santos nos adelanta también la preparación de un documento más teórico, pero muy necesario, como una nueva crítica a la economía política del mundo contemporáneo que ayude a la implementación de la nueva sociedad planetaria.

 

Theotonio Dos Santos en su vida académica ha promovido la formación de grupos de investigación, en Chile, México, Brasil y en otros países. En estos trabajos colectivos ha privilegiado la incorporación de jóvenes académicos, los que bajo su liderazgo muchos de ellos se han transformado en estudiosos críticos del capitalismo. He tenido el privilegio de ser uno de sus discípulos optando tempranamente por el trabajo académico. Agradezco a mi Profesor y amigo que me haya solicitado hacer este Prólogo.

 

Santiago de Chile, Julio de 2013

 

https://www.alainet.org/es/articulo/191587

Revista

Theotônio dos Santos