• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português

Belo Monte, tragedia ambiental

Opinión
17/12/2009
-A +A

El líder indígena Raoni afirma que en el 2007, al recibir la Medalla del Mérito Cultural de manos del presidente Lula, éste prometió no firmar nunca la construcción del pantano de Belo Monte, en el Xingu (PA).
 
Sin embargo ya está todo listo para que, en enero, se realice la subasta de la hidroeléctrica que será construida en el río Xingu. Una de las joyas de la corona del PAC. Sólo hace falta la licencia ambiental del Ibama. Debido a las presiones de Planalto para que se le dé luz verde cuanto antes, varios peritos del Ibama ya anunciaron su dimisión.
 
Sting, cantante británico, estuvo en el Xingu la última semana de noviembre para apoyar el rechazo a Belo Monte:
Sé que la obra tiene sentido desde el punto de vista económico, pero desde el punto de vista ecológico quizás no sea una buena idea, declaró.
 
Los pueblos indígenas del Xingu se quejan de no haber sido llamados a debatir el proyecto de Belo Monte con el gobierno. El Brasil firmó la Convención 69 de la OIT, comprometiéndose a obtener el consentimiento previo de los indígenas antes de tomar medidas que los afecten.
 
Según diversos especialistas, la construcción de Belo Monte hará que ¾ de la región, conocida como Volta Grande do Xingu, sufran una drástica escasez hídrica, pérdida de la biodiversidad (que allí es una de las mayores del mundo) y efectos sobre la población local, debido a la reducción de la capa freática, de los niveles de agua y de la disminución de aquel trecho del río.
 
Imágenes de satélite identifican Volta Grande: el río Xingu corre hacia el norte, en dirección al Amazonas, y de repente hace una vuelta de casi 200 kms, dando la impresión de regresar hacia el sur; luego retoma el rumbo norte, casi hasta cerrar un anillo completo. Es uno de los más bellos trazados fluviales de nuestro planeta.
 
Se prevé la construcción, en Volta Grande do Xingu, de tres pantanos artificiales, varios canales y cinco represas, anegando áreas donde hoy se da agricultura, ganadería y numerosos manantiales que abastecen a la población local. Se  pretende excavar allí el mismo volumen de tierra que en la construcción del canal de Panamá.
 
Apuntan los especialistas que la obra es técnicamente inviable, pues la potencia instalada prevista, de 11.233 MW, sólo estará disponible durante tres o cuatro meses al año. El ahorro de energía firme, de apenas 4.462 MW -1/3 del total-, inviabiliza financieramente el proyecto.
 
Si llegara a realizarse, más de 25 mil habitantes de Altamira, Transamazónica y de las riberas del Xingu se verán obligados a salir, condenados a una pobreza todavía mayor.
 
El contribuyente brasileño es quien pagará, a través de financiamientos del BNDES y de la participación de bonos estatales, buena parte de los costos de esta enorme obra de efectos devastadores. Empresas como Chesf, Eletronorte, Furnas y Eletrosul podrán entrar juntas o por separado al concurso para la construcción de Belo Monte. De ese modo el contribuyente financiará el lucro inmediato de dichas empresas y el lucro a largo plazo de las empresas mineras que actúan en la Amazonia, las grandes beneficiarias de Belo Monte. En definitiva, la nación brasileña correrá con los costos ambientales.
 
Lula concedió este año dos audiencias al obispo del Xingu, dom Erwin Kräutler, y le prometió que Belo Monte
no sería impuesto por las buenas o por las malas. En carta al presidente el obispo respondió que, si se construye sólo la hidroeléctrica de Belo Monte, es un despropósito técnico asegurar la potencia prevista en el proyecto. La potencia anhelada por los técnicos de Eletrobras sólo se alcanzará si se construyeran otras tres hidroeléctricas río arriba (Altamira, Pombal y São Félix). En este caso las grandes reservas alcanzarán a otros territorios indígenas delimitados y homologados, y áreas de conservación ambiental. Quien vive de la pesca y de la agricultura familiar perderá su base de subsistencia.
 
La población que será afectada está siendo subestimada, y las empresas y el BNDES no saben cuánto deberán desembolsar para paliar el impacto ambiental. Pero ¿quién ha visto a alguna de esas empresas dejarse guiar por un espíritu altruista, solidarizándose con los pobres y, después, esmerándose en la promoción de obras para mitigar la miseria de las familias afectadas?
 
La región de Volta Grande do Xingu quedará prácticamente seca con la construcción de la hidroeléctrica. A ejemplo de lo que sucedió con la cascada de Sete Quedas en la construcción de la hidroeléctrica de Itaipu, también Belo Monte modificará 100 kms de un conjunto de cascadas, correntadas y canales naturales.
 
La obra atraerá un intenso flujo migratorio en dirección a Altamira, Vitória do Xingu, Brasil Novo, Anapu y Senador José Porfirio. Esos municipios no disponen de la infraestructura necesaria, ni cuentan con escuelas y hospitales suficientes para atender a tanta gente.
 
El proyecto promete asegurar calidad de vida sólo para quien trabaje en las obras de construcción de la hidroeléctrica. La población restante, cinco veces mayor, quedará en la miseria, expuesta a la criminalidad y agredida por los antros de narcotráfico y prostitución.
 
¿Y cuánto costará la obra? El mismo presidente de Eletrobras habla de oscilaciones entre 1 a 3 mil dólares por kilowat instalado, lo cual significa un total de US$ 33 mil millones, para una hidroeléctrica que quedará parada varios meses al año.
 
La tarifa de la energía eléctrica va a subir enormemente. Pero sería peor obligar al Tesoro Nacional a subsidiar la energía generada. En este caso se verán penalizados una vez más la ciudadana y el ciudadano brasileños. (
Traducción de J.L.Burguet)
 
Frei Betto es escritor, autor de Diario de Fernando. En las cárceles de la dictadura militar brasileña, entre otros libros.


Copyright 2009 – Frei Betto -  Se prohíbe la reproducción de este artículo  por cualquier medio, electrónico o impreso, sin autorización. Contacto – MHPAL – Agência Literária (mhpal@terra.com.br)

https://www.alainet.org/es/active/35196

Donaciones

Clasificado en

Clasificado en: