Suiza y Cuba: hipocresía en tiempos de una pandemia

17/04/2020
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Opinión
cuba_salud.jpg
Cuba ahora ayuda a los países ricos de Europa Occidental como Italia o Francia.
-A +A

La epidemia de COVID19 nos muestra el completo fracaso de las políticas neoliberales en todo el mundo: la trágica situación en Italia, España, Francia y los Estados Unidos - hoy en día los más afectados - se debe principalmente a décadas de políticas de austeridad y recortes en la atención sanitaria pública.

 

A esto se añade la miopía de la clase capitalista, que impide a los gobiernos tomar las medidas necesarias. Una medicina privatizada y orientada al beneficio, como la que implementa el neoliberalismo, simplemente no puede hacer frente a tales pandemias. Faltan equipos y materiales básicos -máscaras, camas de hospital, respiradores- y el personal capacitado necesario para hacer frente a los virus peligrosos.

 

Los países de orientación socialista como China y Vietnam lo están haciendo mucho mejor frente a la crisis. Incluso después de años de sanciones económicas mortales por parte de los EE.UU. y sus aliados, Venezuela está haciendo mucho más por su pueblo que sus vecinos Ecuador y Colombia – tan elogiados por la prensa convencional - sin mencionar Brasil. Y sobre todo Cuba, que también sufre años de sanciones y embargos y no sólo está gestionando muy bien la situación de pandemia en su país, sino que también puede enviar ayuda médica esencial al extranjero.

 

Es bien sabido que Cuba ha sido un faro de la cooperación Sur-Sur durante décadas: los médicos cubanos están presentes en muchos países de América Latina y en África, donde Cuba ha desempeñado un papel fundamental en el control del virus del Ébola.

 

Lo que es nuevo, sin embargo, es que Cuba ayuda a los países ricos de Europa Occidental como Italia o Francia. El trabajo realizado por el personal cubano en la región italiana de Lombardía es notable y debe ser reconocido. Al contribuir a la lucha contra las pandemias en Italia, Cuba también contribuye a prevenir la propagación del virus a países vecinos como Suiza.

 

Es lamentable que algunas organizaciones suizas ni siquiera mencionen el trabajo de solidaridad con Cuba en la crisis actual que todos enfrentamos. Para Alliance Sud, la plataforma política de las principales agencias de desarrollo suizas -Cáritas CH, Action de Carême, HEKS, Pan para todos, SwissAid y Helvetas- Cuba parece no existir en absoluto. En el último boletín de Alliance Sud, un artículo titulado "Una crisis mundial necesita solidaridad mundial"

(https://www.alliancesud.ch/de/politik/entwicklungspolitik/eine-globale-krise-braucht-globale-solidaritaet)

 

 no menciona la labor de solidaridad de Cuba. 

 

Los bancos suizos siguen apoyando plenamente las sanciones económicas impuestas a Cuba por los Estados Unidos. Como resultado, ningún banco suizo importante permite transacciones financieras con Cuba. 

 

Pequeñas organizaciones suizas han presentado una petición al gobierno suizo para poner fin a las sanciones contra Cuba, sin éxito. En el boletín mencionado, Alliance Sud hace cuatro demandas públicas al gobierno suizo, ninguna de las cuales incluye el fin de las sanciones de los bancos suizos contra Cuba.

 

En pocas palabras, mientras Cuba arriesga su personal médico enviándoles a salvar vidas en Italia y así ayudando a proteger el vecino cantón suizo del Ticino, los bancos suizos castigan a Cuba y para Alliance Sud, Cuba no merece la solidaridad Suiza. 

 

Hay una razón para esta doble moral: el neoliberalismo ha sido implementado desde hace mucho tiempo por el gobierno suizo - así como por la Unión Europea.

 

En la ideología neoliberal, el sector privado y, en última instancia, el mercado tiene el poder real de decidir sobre la distribución de la riqueza producida por la sociedad. Para Cuba, en cambio, es el PUEBLO que tiene este poder de decisión y el PUEBLO se antepone al mercado. Es la excelencia de los médicos y profesionales capacitados y financiados por el estado Cubano que están ayudando a Italia, Francia, Brasil y otros países a combatir la pandemia. El hecho de que Cuba esté poniendo de relieve el fracaso del sector PRIVADO -y por tanto del mercado y de la ideología neoliberal- en el tratamiento de la pandemia es un hecho que se intenta de todas las maneras ocultar de la consciencia pública.

 

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), que es el principal financiador de la mayoría de las grandes ONGs y organismos de desarrollo suizos, ha interiorizado desde hace mucho tiempo la ideología de la superioridad del sector privado en la promoción del desarrollo y el orden social. En su revista ‘Un Seul Monde’ de diciembre de 2015 el principal artículo se tituló "El sector privado: motor del desarrollo". En este artículo se elogian los logros del sector privado, y no he podido encontrar ningún artículo de este magazine de la COSUDE que de la misma manera la importancia fundamental del sector público.

 

Paralelamente a la defensa del sector privado y a la idea del mercado como elemento clave en la organización y desarrollo de la sociedad, se atacan los logros de los países de orientación socialista. Por ejemplo, otro artículo de ‘Un Seul Monde’ del periodista suizo Sandro Benini, publicado en marzo de 2014, elogia los logros de Colombia en la lucha contra la pobreza en comparación con Venezuela. Y la más reciente ‘Un Seul Monde’ - de marzo de 2020 - contiene un artículo sobre las personas que huyen del desastre económico de Venezuela. Los refugiados de la catástrofe económica hondureña no merecen la misma atención por parte de la COSUDE- ni siquiera la catástrofe económica llevada a Argentina por el gobierno neoliberal de Macri, que Sandro Benini ha alabado tanto en otros artículos - por nombrar sólo algunos ejemplos. 

 

Luego, en 2019, vino la reacción a la catástrofe neoliberal: la explosión de manifestaciones públicas sin precedentes en Chile, Colombia, Ecuador -pero sorprendentemente NO en Venezuela- contra los respectivos gobiernos de estos países. Parece que los pueblos de Colombia, Chile y Ecuador no están de acuerdo con la visión de la COSUDE.

 

Los logros de Venezuela en los ámbitos de la vivienda y la educación no han sido elogiados en las páginas de ‘Un Seul Monde’ - y dudo que la COSUDE mencione alguna vez cómo Cuba y Venezuela enfrentan la pandemia de coronavirus mucho mejor que el ‘país modelo’ Colombia - o Ecuador.

 

Desde el punto de vista de la COSUDE, de los bancos suizos y de la Alliance Sud, es obviamente el neoliberalismo, el mercado y el sector privado los que están dando las respuestas adecuadas a la pandemia de COVID-19, y no Cuba, independientemente de las pruebas concretas.

 

Para su nueva Estrategia 2021-2024, la COSUDE tiene la intención de aumentar su compromiso de ayuda al desarrollo a partir de asociaciones con el sector privado – las asociaciones público-privadas - reafirmando así la ideología neoliberal. Sin embargo, en vista del fracaso neoliberal, ampliamente demostrado por la epidemia de COVID 19, es de esperar que se produzca un debate más profundo sobre el papel del sector público en el desarrollo de una sociedad. La COSUDE, la Alliance Sud, los grandes bancos suizos y otros harán todo lo que esté en su mano para evitar tal discusión, como ya demuestra la negación del papel de Cuba en la lucha contra la pandemia.

 

Sólo puedo esperar que aquellos en Suiza que están agradecidos con Cuba y que reconocen la importancia fundamental de un cambio profundo en la organización de nuestra economía y sociedad levanten sus voces y hagan preguntas importantes a estas organizaciones suizas. 

 

                                                                                   

 

                                      

 

 

https://www.alainet.org/en/node/205967
Donaciones
Subscribe to America Latina en Movimiento - RSS