• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português

“El desarraigo es un fenómeno histórico y estructural en América Latina”

Opinión
27/04/2016
 portada libro edson mobile
-A +A

 

 “El desarraigo es un fenómeno histórico y estructural en América Latina”: es la principal tesis que sostiene y desarrolla Wooldy Edson Louidor a lo largo de 246 páginas de su nuevo libro titulado “Articulaciones del desarraigo en América Latina. El drama de los sin hogar y sin mundo”.

 

Publicado conjuntamente por la Editorial de la Pontificia Universidad Javeriana y el Instituto Pensar de la misma universidad, el libro se estrena en la 29ª Feria Internacional del Libro 2016 de Bogotá (del 19 de abril al 2 mayo).

 

El libro es fruto de cuatro años de investigación teórica y empírica, realizada por su autor, sobre los flujos migratorios que han ocurrido en América Latina a lo largo de la historia. El texto se propone como objetivo central definir y caracterizar el desarraigo que han enfrentado un gran plexo de grupos sociales y étnicos (los negros, los indios, entre otros) y –de manera reciente- un conjunto de migrantes en la región. Con miras a aportar elementos de análisis y propuestas pertinentes para comprender este fenómeno migratorio y hacerle frente de manera radical.

 

El libro subraya el carácter multifacético del desarraigo que es, por ejemplo, a la vez coyuntural y estructural, de gran actualidad y de larga duración. Este fenómeno inició desde la trata negrera en los tiempos de la Colonia, hasta los flujos de decenas de miles de haitianos quienes, después del terremoto que afectó su país el 12 de enero de 2010, han errado en la región en busca de una tierra de acogida; pasando por los millones de desplazados, exiliados, refugiados y otros migrantes colombianos, que han sido forzados a buscar asilo dentro y fuera de su país a consecuencia del conflicto armado. De allí su complejidad.

 

El desarraigo de todos esos grupos, muy heterogéneos entre sí, tiene en común la pérdida del hogar y del mundo por parte de los desarraigados, así como la desesperada búsqueda de un nuevo lugar para re-arraigarse, es decir, para volver a dar sentido a su vida y a su “habitar”. Además, los desarraigos comparten la misma experiencia de sentirse divididos entre su tierra de origen y su lugar de llegada, entre el pasado (antes de su migración forzada) y el presente, entre la nostalgia de la patria natal y la incertidumbre ante el futuro.

 

Hoy el desarraigo tiende a convertirse en un fenómeno global, debido a la multiplicación exponencial de las migraciones masivas en África, Medio Oriente y América Latina, donde las guerras, los conflictos asesinos, la contaminación, la desertificación, las explotaciones petroleras y mineras indiscriminadas, las catástrofes naturales, los efectos del cambio climático, entre otros factores, expulsan a comunidades enteras de sus “hogares” y “su mundo”.

 

Dichas comunidades tienen cada vez menos oportunidades de ser acogidas en un mundo tan hostil (poco dispuesto para acoger a migrantes, principalmente a aquellos que tienen necesidad de protección internacional) y se convierten en sin-hogares, sin-mundos, errantes.

 

El autor insiste en la necesidad de comprender teóricamente el desarraigo en sus articulaciones históricas y estructurales (sobre todo, su génesis y compleja evolución en América Latina) y a todo nivel (nacional, regional, global) para hacerle frente, principalmente mediante políticas públicas y acuerdos multilaterales que tomen en cuenta la compleja y ambivalente subjetividad del desarraigado, por ejemplo, sus desgarraduras existenciales y las fracturas de sus vivencias del tiempo, del espacio, de la memoria y de su dolorosa experiencia.

 

Del mismo modo, es importante crear condiciones suficientes y necesarias para que el desarraigado recupere su lugar en la sociedad (de acogida o de origen, en caso de que haya regresado a su territorio) y se reconecte con el sentido de su vida, sostiene el libro.

 

Crear políticas y leyes migratorias más abiertas y humanas, desarrollar una cultura de la hospitalidad y brindar a los desarraigados la posibilidad real de hallar un lugar de acogida en las sociedades, en particular en América Latina, constituyen algunas de las principales propuestas que se formulan en el texto.

 

Este texto académico da un lugar privilegiado a la literatura (novela y ficción histórica), al cine y utiliza técnicas y métodos del análisis del discurso como punto de partida metodológico para esbozar una sociología del desarraigo a través del prisma analítico de las condiciones socio-históricas de producción del desarraigo y de los aportes de sociólogos contemporáneos tales como Pierre Bourdieu et Zygmunt Bauman.

 

Bogotá, 27 de abril de 2016.

 

Wooldy Edson Louidor, profesor e investigador del Instituto Pensar de la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá

 

https://www.alainet.org/en/node/177054

Donaciones

Clasificado en