• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
Reabierta crisis política neoliberal

Duelo nacional hipócrita

Opinión
07/06/2009
-A +A

El día 5 de junio, el gobierno aprista de Alan García Pérez y sus aliados como Yehude Simon Munaro del Partido Humanista del Perú,  que ocupa el cargo de primer ministro,  y Ántero Flores Araoz del Partido Popular Cristiano y de Unidad Nacional,  que ostenta la cabeza del Ministerio de Defensa, en el kilómetro 201 en la Curva del Diablo de la carretera Fernando Belaúnde Terry y en la ciudad de Bagua,  procedieron a reprimir a través de la policía nacional a la insurgencia de los pueblos y comuneros amazónicos (comuneros nativos) provocando una masacre que tiene como resultado 155 heridos, unas 40 gentes,  entre comuneros nativos y campesinos asesinados por la policía,  según informaciones de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP). Añaden que existen unos 150 personas detenidas en el Cuartel El Milagro, allí los militares los tienen arrodillados con la posibilidad de fusilarlos.

El APRA por enésima vez se ha manchado de sangre y cebado de vida a los hijos (as) de los pueblos

11 policías y 3 nativos muertos y 28 policías tomados de rehenes  por los insurgentes, según información oficial del Consejo de Ministros, estos últimos imputados a los constitucionalmente levantados (informe oficial 05/06/2009). Nueve civiles muertos en Bagua Grande, según Adolfo Fasanando corresponsal de Radio Programas del Perú (informe 05/06/2009).

Informes oficiales del 06/06/2009 del gobierno de García Pérez, a los policías muertos, agregan que 9 policías han sido asesinados por los indígenas nativos con lo que se totaliza 23 policías fallecidos. Existen, 9 nativos asesinados (4 nativos y 5 pobladores no nativos, según la  Defensora del Pueblo,  Beatriz Merino, 07/06/2009), hay 155 heridos de los cuales 48 heridos de bala. Además, existen 72 detenidos, de estos 38 en la base militar El Milagro. Hay 26 retenidos rescatados por la policía de la responsabilidad de los nativos de la selva y 34 armas perdidas por la policía, de estas 7 fusiles AKM, aunque la policía indica que ya han recuperado el mayor número de esa armas. Muchos de los heridos se encuentran en el Hospital Gustavo Lanatta de Bagua y en otros nosocomios de la Región de Amazonas y de la ciudad de Chiclayo, Región de Lambayeque. Según, el periodista Carlos Villareal de Radio Programas del Perú, hay 41 nativos refugiados en el distrito de Bellavista de la Región de Cajamarca.

Credibilidad de información oficialista: contradictoria y confusa

Los propios informes oficiales del gobierno aprista sobre las personas muertas, detenidas y heridas, no coinciden, hay contradicciones, por ejemplo dicen que existen 42 detenidos, luego manifiestan que hay 72 detenidos. Por otro lado, los jefes policiales máximos manejan otras cifras que no concuerdan con los que tiene la Defensoría del Pueblo. De otro lado, están los números de los medios de comunicación, aunque no son distantes de las informaciones oficiales.
Se nota que los medios informativos como Radio Programas del Perú, televisoras de Lima de alcance nacional y periódicos, se inclinan por el gobierno aprista, por ejemplo sobre esta masacre, entrevistan a la Defensora del Pueblo, Ántero Flores Ministro de Defensa, jerarcas policiales y entrevistan a uno de la AIDESEP. ¡Que tal democracia!

Así se provocó y se masacró a nativos en insurgencia

A las seis de la mañana, tres helicópteros MI-17 de la Dirección Nacional de Operaciones Especiales de la Policía Nacional, salidos de la base El Milagro, sobrevolaron la zona arrojando bombas lacrimógenas sobre la población atrincherada en la vía. Simultáneamente un grueso contingente policial arremetió en tierra haciendo uso de fusiles AKM (2). Aquí radica la provocación del gobierno aprista a través de la represión policial a los comuneros y pueblos amazónicos insurgentes.

En pocos minutos, la carretera tomada se vio sembrada de cadáveres y heridos que sus propios hermanos trataban de reanimar en medio del ataque policial (2).
En la historia del Perú, el APRA y la derecha política, ha hecho matar a los trabajadores, campesinos  y a los mejores hijos (as) de los pueblos, por eso están manchadas de sangre y cebados de la vida de los trabajadores, campesinos y pueblos, esta vez se tiñe de sangre y se ceba de la vida de los comuneros amazonenses.

La intensificación de la insurgencia (3) amazónica obedece a la postergación indefinida en el Congreso por el partido aprista el debate de los Decretos Legislativos 1090 y 1064, cuando se veía inminente su declaratoria inconstitucional de los neoliberales Decretos Legislativos 1090 y 1064. Además, se pide la derogatoria de los extranjerizantes decretos legislativos 1089, 1020, etc.

Existía clara intención del gobierno aprista de llevar al cansancio y al divisionismo  de la insurgencia de los comuneros y pueblos de la amazonia del Perú. El gobierno de Alan García, al no conseguir este propósito recurrió al genocidio. No contento con esta actitud, en la amazonia ha ampliado el estado de emergencia política y militar, que incluye el toque de queda en las provincias de Bagua y Utcubamba que consideran que se vive situación de convulsión. Esas provincias permanecen bajo el control del ejército del Perú.

La oposición política tibia y neoliberal al gobierno aprista que es el fujimorismo, la oposición desde el Partido Nacionalista, las organizaciones populares y de organizaciones de los pueblos y comunidades nativas selváticas, demandan la renuncia del pleno del gabinete ministerial que encabeza Yehude Simon y se repudia a Ántero Flores Ministro de Defensa y a Mercedes Cabanillas Bustamante, Ministra del Interior por el Partido Aprista Peruano.
En verdad, debe renunciar el gabinete ministerial, el presidente Alan García Pérez y el vicepresidente, Luis Giampietri Rojas.
El gobierno aprista y sus socios mayores y menores, son los únicos responsables del genocidio de los nativos indígenas y pueblos amazónicos. No existió, ni existe complot alguno.


Gobierno pretende salvar TLC Perú-Estados Unidos a través de genocidio a comuneros y pueblos amazónicos

Los hechos genocidas del gobierno aprista del 5 de junio, pretenden salvar el Tratado de Libre Comercio Perú-Estados Unidos de Norteamérica que estaba tambaleando por las condiciones legales y políticas creadas por la derogatoria del entreguista y neoliberal Decreto Legislativo 1090 y 1064. La insurgencia de los comuneros y pueblos amazonenses ha reabierto la crisis política neoliberal, poniendo en peligro la permanencia en el poder político del APRA, Partido Humanista, Partido Popular Cristiano y de Unidad Nacional y de manera colateral pone en riesgo al fujimorismo que es el aliado del gobierno aprista por perseguir obtención de favores para el genocida y mafioso Alberto Kenya Fujimori Fujimori y por que el gobierno aprista es la tercera fase del fujimorismo.

Duelo nacional hipócrita del gobierno aprista

El gobierno aprista y sus socios, para el 7 de junio han programado un acto hipócrita denominado duelo nacional en señal de rendir homenaje a los policías y nativos masacrados el 5 de junio. Por un lado se manda a reprimir a los que estaban en insurgencia a través de una masacre, donde murieron los comuneros nativos como resultado de los disparos de armas de fuego de los policías y murieron policías, posiblemente por los comuneros nativos en defensa de sus propias vidas, entonces, el gobierno aprista y sus compinches de manera hipócrita rinden homenaje juntos a los masacrados y represores, izando a media asta el pabellón nacional. Que tal ridículo, el represor (asesino) aparece dolido por la gente que ha hecho matar.

Notas

(1) No rindo homenaje a los policías por que ellos tienen escuela e instrucción para atacar a los civiles y a la vez cuentan con armas de fuego y con bombas contrainsurgentes, mientras las gentes rural y civil no tienen lo que tienen los policías, entonces; la defensa de los derechos humanos de civiles y policías no podrá ser por igualdad de condiciones. No defiendo el Estado de Derecho neoliberal, enemigo de los pueblos, indígenas, campesinos y trabajadores.

(2)Información textual del Diario La República, fecha 06/06/2009.

(3)La insurgencia es un levantamiento pacífico sin armas de guerra y la insurgencia está establecida en el artículo 46° de la acremente cuestionada Constitución fujimorista de 1993.

https://www.alainet.org/es/active/30752

Donaciones

Clasificado en