• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português

Enguayabados pero combativos: reflexiones de un chavista sobre el #6D

11/12/2015
Opinión
-A +A

Una Asamblea Nacional encerrada en cuatro paredes, un gobierno encerrado en cuatro paredes, tomando decisiones basado en la representación que un pueblo le dio, expropiándole al pueblo la soberanía, es contrarrevolucionaria”. 

Hugo Chávez Frías, Caracas, 2006

 

Primeramente, para los que no están familiarizados con la expresión venezolana, enguayabado refiere a un sentimiento de nostalgia, de despecho, generalmente representa la tristeza por un amor perdido.

 

Así nos sentimos los chavistas ahora, pues luego de 17 años de un proceso transformador en todos los ámbitos de la vida nacional [1], este 6 de diciembre perdemos las Asamblea Nacional. El boletín del CNE (aún por actualizar en la web) indica: MUD 7.707.422 votos 112 diputados / Gran Polo Patriótico 5.599.025 votos y 55 diputados Polo Patriótico (GPP) que aglomera todas las fuerzas de izquierda. Unos resultados que pocos esperaban y que ninguno de los jóvenes militantes que nos forjamos políticamente con Chávez, los hemos vivido antes.

 

Ni la dirección política de la revolución ni la de los diferentes movimiento sociales, la pericia para poder captar el descontento de la población, embestida por el sabotaje económico que se agrava por la carga histórica que lleva el Estado rentista-petrolero-importador venezolano, que enlentece todo proceso de transformación social y genera corrupción la cual permea toda la estructura estatal y a su vez multiplica el clientelismo, afianza las corrientes dentro del gobierno que pactan con los capitales privados y foráneos.

 

El movimiento popular bolivariano tiene grandes retos a asumir y es por eso que debemos ejercer la crítica propositiva a fin de seguir construyendo el proyecto del Plan de la Patria[2] y viabilizar el Estado Comunal, que no es más que una nueva forma de ejercer el poder.

 

Voto castigo

 

Primero que nada es muy importante diferenciar las dieciocho victorias en el campo electoral del chavismo con las dos victorias de la oposición. En el referéndum que buscaba reformar la constitución en 2007 el chavismo logró la mayoría para la reforma constitucional sin embargo el Presidente Chávez, no quiso aplicarla pues la diferencia fue muy poca, alrededor de 20 mil votos, evitando así una confrontación que podía desembocar en una guerra civil.

 

La victoria en elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, se puede considerar como gran ganador, al voto castigo, pues el chavismo perdió unos 1.988.554 votos (26.2%) con respecto a las elecciones presidenciales del año 2013, no obstante, en comparación con esas mismas elecciones, la oposición sólo logró aumentar 343.434 votos (4.6%).

 

Esto quiere decir que hubo un gran porcentaje de la población que no salió a votar pues fue su forma de expresar su malestar y rechazo a la corrupción, la ineficiencia y el reformismo campante. Pero, no podemos aseverar que el pueblo traicionó al proyecto de país chavista, pues no votó en contra del el Plan de la Patria, no se está oponiendo a la universalización de la educación, a la conformación de un Sistema Nacional Público de Salud, al sistema de economía comunal ni en contra de las Misiones y tampoco se expresan a favor de un proyecto neoliberal y privatizador de servicios públicos pues eso no es lo que muestra la derecha a la hora de defender su visión de país. En tal caso, los venezolanos(as) están expresando su malestar de que no se realizó, cuando tuvimos las condiciones, avances sustanciales para cumplir los objetivos del Plan de la Patria.

 

Campaña de la MUD

 

Una matriz que está calando entre el público nacional e internacional y es que se rumorea que la oposición venezolana no hizo campaña.

 

Si nos referimos a una campaña electoral, que es el momento cuando los distintos partidos políticos incorporan al debate nacional, diversas propuestas políticas que presentan soluciones a las problemáticas que atraviesa el país, entonces es cierto, la MUD jamás describió su proyecto neoliberal de país, de hecho mucha gente desconoce cuáles son sus planteamientos.

 

Pero si la definición de «campaña» se amplía hacia más allá de lo electoral, y se asume como un conjunto de acciones planteados para minimizar la capacidad del contrario e introducir un sentimiento de malestar y desmoralización generalizada, entonces, sería correcto asumir que la oposición no ha dejado de estar en una campaña de guerra desde la desaparición física del Comandante Chávez en 2013.

 

Ese mismo año se cierra el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME) un sistema administrado y controlado por el Banco Central de Venezuela (BCV) que agilizaba la obtención de divisas a través de subastas de títulos de deuda pública denominados en divisas.

 

Una vez suspendido este sistema que beneficiaba a los sectores financiero-importadores, aunado a la coyuntura crítica que vivía el movimiento revolucionario latinoamericano, el empresariado arreció en su estrategia a fin de poner término al mandato del Gobierno Bolivariano.

 

Esta misma estrategia prosigue en la actualidad a fin de generar un ambiente psicótico producido por el desabastecimiento, la manipulación constante de los precios y un bombardeo mediático sistemático, a fin de afectar la correlación de fuerzas y ponerla a favor de las élites empresariales.

 

Esta guerra de desgaste de parte de la oposición resultó efectiva en estas elecciones, logró aquejar la moral y confundir a la población decepcionada por como ha venido actuando la dirección de la revolución frente a la ofensiva de la derecha, y con distintos recursos retóricos y tácticas de marketing político han vendido la opción de la MUD.

 

La MUD sin la máscara de la Socialdemocracia

 

Pocas horas luego de la victoria, los dirigentes de la oposición comenzaron a mostrar sus verdaderas intenciones que están alejadas del deseo de construir un país productivo y con menores asimetrías económico-sociales.

 

El dirigente de Acción Democrática, Henry Ramos Allup declaró que, según su criterio, el Gobierno constitucional de Nicolás Maduro no llegue a su “término natural” pues el gobierno se encuentra en franca decadencia.

 

¿Será normal que un diputado recién electo comience a hablar de buenas a primeras de un golpe parlamentario?

 

A pesar de que la constitución de 1999 que el mismo dirigente ataca, tiene estipulado el referéndum revocatorio, la estrategia del Departamento de Estado de EEUU, siempre ha sido buscar los caminos verdes y más expeditos fuera de toda legislación. Incluso tenemos antecedentes en el continente de golpes parlamentarios aplicados a gobiernos progresistas [3].

 

Sumado a esta pretensión golpista vemos como los actores que los diputados de la MUD representan, comienzan a proponer acciones que distan mucho del maquillaje socialdemócrata que aplican al momento de salir en un medio de comunicación.

 

Francisco Martínez, el presidente del grupo empresarial FEDECAMARAS, solicitó a la nueva asamblea la derogación de la Ley de precios justos, que limita el margen de ganancia por producto a los comerciantes y la Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadores y Trabajadoras que contienen innovaciones para la protección del trabajador frente al patrono [4].

 

La Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (FEDAGRO) ha declarado que una de los deberes de la nueva asamblea nacional es finalizar las discusiones sobre la ley de semillas que no permite que las transnacionales se apropien a través de la patente de las semillas originarias y así mismo, revisar la ley de tierras.

 

Todas estas leyes fueron promovidas luego de un intenso debate popular a nivel nacional al igual que la ley de alquileres, sin embargo los detentores del poder económico no les benefician y es por eso que buscarán derogarlas, pausar las discusiones o modificarlas a su favor.

 

Lo mismo pasa con la universalización de la salud a través de Barrio Adentro que buscará ser privatizada y se eliminará el programa de formación nacional de los Médicos Integrales Comunitarios, priorizando nuevamente la atención hospitalaria por encima de la atención primaria.

 

Para la MUD, las políticas sociales no entran en la lógica de la inversión social sino del gasto público, es por eso que no nos sorprenda que esta facción, ahora con mayoría en la Asamblea Nacional, comience a aplicar recortes a los presupuestos de pensiones, alimentación, educación y salud, pues se va a priorizar el pago a la deuda interna y externa además de aumentar el gasto en la construcción de infraestructura para beneficiar el comercio, como por ejemplo, puertos, aeropuertos, carreteras.

 

Intentos de restauración neoliberal en la región

 

Todavía no pasamos de la impresión de la victoria de Mauricio Macri en Argentina y ya tenemos un escenario real de un golpe parlamentario en Venezuela, mientras que en Brasil, simultáneamente, el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, acepta una solicitud de impeachment a la presidente Dilma Rousseff por supuestos actos de corrupción [5].

 

El imperialismo se encuentra atacando al seno del movimiento progresista a nivel continental, está dando zarpazos precisos en el pivote ALBA-TCP/MERCOSUR a fin de desarticular lo y limitar el bloque que se ha conformado alrededor de estas estructuras multilaterales.

 

Desde el 2004 que se creó el ALBA-TCP se comenzó a configurar una nueva matriz de relaciones internacionales alejadas del economicismo incrustado en los mecanismos multilaterales tradicionales y puso coto a las iniciativas neoliberales planteadas entre los años 70 y 90.

 

La articulación entre la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), la Comunidad d Estados Latinoamericanos (CELAC) de la mano con el ALBA-TCP, ha fungido como un núcleo que paulatinamente ha desplazado al sistema interamericano, supeditado a los intereses del Departamento de Estado de EEUU.

 

Para la MUD, la concepción bolivariana de las relaciones internacionales que se basa en la solidaridad y complementariedad, es un gasto innecesario, y cuando se aplican los intercambios comerciales bajo la nueva visión, con países aliados, lo declaran como una pérdida de recursos y un esfuerzo.

 

Ya veremos a la oposición rechazando uno y cada uno de los representantes de Venezuela en organismos multilaterales propuestos por el ejecutivo, bloquear tratados internacionales que firme el ejecutivo, con el fin de entorpecer el papel de Venezuela en la construcción del bloque nuestro americano pues su norte es la Alianza del Pacífico y los Tratados de Libre Comercio.

 

Claramente, desde el debate de relaciones internacionales del bolivarianismo vs. monroísmo, la MUD se ubicaría en el monroísmo pues no se plantea la superación del sistema interamericano regido por el ministerio de las colonias, la Organización de Estados Americanos.

 

Con esta Asamblea manejada por la MUD, en el ámbito de las relaciones internacionales, nos tendremos que olvidar de las relaciones sur-sur, el proyecto internacionalista bolivariano y los nuevos esquemas de complementariedad a fin de reducir las asimetrías a lo interno de la región.

 

Estamos obligados en activar necesariamente con más ahínco, la diplomacia de los pueblos.

 

Prepararnos a la contraofensiva popular

 

Primero que nada, tenemos que aterrizar el estudio de escenario a fin de plantear una estrategia para la contraofensiva.

 

Poseen más de la mayoría calificada 2/3 (que son 111 y ellos tienen 112), lo que quiere decir que pueden suprimir comisiones permanentes, elaborar o modificar leyes orgánicas, aprobar reformas constitucionales para someterlas a referéndum popular, convocar la constituyente, remover magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y rectores del Consejo Nacional Electoral.

 

Sin embargo, la nueva asamblea toma posesión el 5 de enero de 2016 lo que nos da unas semanas que tenemos que aprovechar y aprobar todas las leyes del poder popular pendiente. Sin caer en coyunturalismo e intentar hacer todo lo que no se hizo en 17 años, es importante promover lo más que se pueda la ley del parto humanizado, la ley de semillas, modificaciones del código civil y código penal necesarias para impulsar el movimiento de pobladores, campesinos, trabajadores y movimiento LGBT.

 

También tenemos que tener en cuenta que la constitución bolivariana aprobada por el pueblo en 1999 establece dos figuras que los movimientos populares tienen la obligación de reactivarlas: el parlamentarismo social de calle y el pueblo legislador.

 

Conocemos que el sistema democrático heredado del orden burgués como se refleja en los países del viejo continente o EEUU, es netamente representativo y a ciencia cierta no representa la voluntad del pueblo. Es por eso que el Presidente Hugo Chávez propuso la democracia participativa y protagónica que permite a la población ejercer un papel activo en las decisiones importantes para el país.

 

En este momento que tenemos una Asamblea en contra, es bueno revisar el capítulo IV de la constitución explica todo sobre los derechos político y el referendo popular, particularmente la sección segunda (Art. 71, 72,73 y 74) establece los procedimientos para poder revocar algún cargo de elección popular, promulgar proyectos o derogar leyes desde la iniciativa popular.

 

El pueblo legislador tiene que asumir activamente el el Art. 204 numeral 7, que establece que los electores, también pueden ser fuente de iniciativas de leyes.

 

Es necesario promover el debate de la reforma de la Ley de Universidades que funge como piedra de tranca para la realización del nuevo sistema de educación que plantea la comunalización, la democratización y la universalización de la educación; la reforma del Código de Comercio vigente desde 1907; del Estatuto de la Función Pública para limitar la corrupción dentro del poder público; entre otros debates que develarían la verdadera naturaleza de la MUD.

 

Como Venezuela se rige bajo un sistema presidencialista, hay ciertas limitaciones que el ejecutivo puede aplicar a la Asamblea nacional como sale reflejado en las atribuciones del presidente (Art. 236) que en su Numeral 21 se establece la posibilidad de disolver la Asamblea Nacional, que puede aplicarse por varias razones como por ejemplo si la Asamblea atenta contra los intereses de la república o aplica más de 3 veces en un mismo periodo constitucional, la moción de censura a algún ministro (Art. 240).

 

De esta forma, tengamos en cuenta que nuestra constitución es una de las más avanzadas en materia de control de los poderes público por parte de la voluntad general del pueblo, y conocerla podría abrir caminos que enriquecerían esa nueva institucionalidad que trastoque la noción tradicional del Estado.

 

Por parte, la dirección de la revolución, se tiene que replantear varias cosas como por ejemplo el pragmatismo y el reformismo, principios que han permeado al movimiento revolucionario.

 

Estos dos elementos coartan la acción de las bases pues se asume que los cambios vertiginosos y radicales son contrarios a la gobernabilidad, noción que nace como consecuencia de la estrecha relación del partido con el Estado.

 

En estos tiempos donde la derecha no tiene un punto medio, que luchan por la imposición del imperio de las transnacionales a través de la doctrina neoliberal, no podemos darnos el lujo de aplicar el reformismo, pues una vez que se asume la reforma como objetivo estratégico, el proceso tiene amplias posibilidades de ser cooptado por la órbita del librecambismo.

 

Tenemos que ser revolucionarios, buscar cambios estructurales, sustanciales, y no coyunturales, que también pasa por el debate de que plataforma orgánica es la más adaptada a los fines de los movimientos bolivarianos, ¿será el partido? , yo pienso que puede serlo siempre y cuando no se confunda con el Estado y se rija bajo una estructura donde las bases manden y la dirección obedezca, así como el modelo zapatista y que se aplique a través de métodos cada vez más asamblearios.

 

Estas elecciones nos enseñan el papel de las clases medias que se han multiplicado en comparación con los años 90.

 

Sabemos que el otorgamiento de bienes y servicios de distintas naturalezas a los sectores marginados de la sociedad, por un lado es positivo pues cumplimos con una deuda social de 40 años durante la Era puntofijista [6] pero por otro lado, una política redistributiva, como por ejemplo, la designación de apartamentos, sin un trabajo político de formación, reproduce una clases medias sin conciencia de clase.

 

Sacudámonos este guayabo que nos dejó el 6 de diciembre y activemos las asambleas populares, obliguemos a la MUD a develar públicamente su proyecto de país, asumamos esta a oportunidad para hacer temblar los cimientos de la institucionalidad clásica y que nazca la nueva institución popular, llevemos la asamblea a la calle, porque es de ahí donde viene, y es al pueblo que tiene que responder.

 

Notas:

 

  1. Como por ejemplo, en el ámbito educativo se logró aumentar la matrícula de los niveles medios-diversificados y profesionales de 400.790 en 1998 a 828.926 en 2012 (http://www.venescopio.org.ve/estadisticasbasicasdevenezuela/alumnos-matriculados-en-educacion-media-diversificada-y-profesional-segun-entidad-federal-y-por-ano-escolar); la tasa de mortalidad infantil bajó de 20% a 12,9% en el periodo 1998-2015; reducción del desempleo de 11,3 % a 7 % en el periodo 1998-2014; la pobreza de 49,4% a 25,4% en el periodo 1999 – 2012 (http://interwp.cepal.org/cepalstat/Perfil_Nacional_Social.html?pais=VEN&idioma=spanish; entre otros muchos logros que se pueden evidenciar a través de datos de organismos multilaterales y entes nacionales.

 

  1. Plan de la Patria. Consulte aquí: http://www.asambleanacional.gob.ve/uploads/botones/bot_90998c61a54764da3be94c3715079a7e74416eba.pdf.

 

  1. El caso del golpe a Manuel Zelaya en 2009, Presidente para aquel momento de Honduras, fue con el aval del Congreso, al igual sucedió en 2012 con el Presidente Fernando Lugo de Paraguay. Actualmente, la cámara baja de Brasil, liderada por unos diputados acusados por corrupción, quieren procesar judicialmente a Dilma Rousseff.

 

  1. Extraída de: http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/fedecamaras-pide-a-nueva-an-derogar-lottt-y-ley-precios-justos/

 

  1. “El pasado miércoles 2 de diciembre, el presidente del Congreso brasileño, Eduardo Cunha, aprobó la solicitud de juicio político contra la presidenta de ese país, Dilma Rousseff, por presuntamente haber “maquillado” las cuentas públicas de 2014 y 2015 y “cargado” a los bancos del Estado gastos correspondientes al Gobierno por 41 mil millones de reales en 2014 (equivalente a unos 10 millones de dólares).” Extraído de: http://www.telesurtv.net/news/Juicio-contra-Rousseff-no-tiene-base-legal-ni-juridica-20151211-0006.html.

 

  1. La Era Puntofijista es el sistema de consensos instaurado a partir de 1958 entre los partidos Acción Democrática, Copei y Unión Republicana Democrática a fin de mantener la gobernabilidad luego del derrocamiento de Marcos Pérez Jimenez. Este sistema aislaó a todas las fuerzas de izquierda, comenzando así un periodo de reenganche al sistema interamericano, persecución y desapariciones de dirigentes populares que hasta la fecha de hoy se están investigando.
http://www.alainet.org/es/articulo/174200

Suscribase a nuestra Revista impresa!