• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português

Regatear el futuro

12/01/2007
Opinión
En las regiones costeras ecuatorianas, el futuro de los hijos es sabido: en el principal país exportador de bananos, a los 8 años tu niño o niña ya puede estar trabajando en las plantaciones bananeras de empresas propiedad de magnates como Álvaro Noboa (recientemente, candidato a la presidencia de Ecuador y una de las mayores fortunas del mundo), donde pasará 12 horas expuesto a pesticidas, acarreando pesadas cargas de banano, bebiendo agua insalubre y, en sus manos, cuchillos y machetes afilados en lugar de lápices y otros útiles escolares, todo por unos 3 o 4 euros por jornada. Será testigo directo de los conflictos por unas condiciones laborales justas entre los trabajadores y la empresa, que se resuelven por la vía de las armas.

En las regiones de la sierra uno de cada cuatro niños o niñas dedica su infancia a trabajos en agricultura y ganadería, y probablemente no puede asistir a la escuela, por la falta de recursos económicos de sus familias, porque un trabajo de más de 40 horas a la semana no permite asistir a la escuela, y, en el caso de las niñas, incluso por un embarazo precoz. Los padres de Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio pensaron que en España podían regatear al futuro.

- Gustavo Duch Guillot es director de Veterinarios sin Fronteras (España)

http://www.veterinariossinfronteras.org

 

http://www.alainet.org/es/active/15896

Del mismo autor

Suscribase a nuestra Revista impresa!

Clasificado en

Clasificado en: